18 julio, 2007

Amaneces, Palabra, al pensamiento;
Lo llenas de inquietud, asombro herido,
Con tu altísimo impulso, sostenido
En la brisa cadente del acento.

La sintaxis, exacto cumplimiento,
El fonema, viento esclarecido,
Y el lexema, invariante y escondido,
Transmiten milagroso entendimiento.

Eres, Palabra, ámbito de cielo;
Pero falta en ti tu voz primera,
Rubor de eternidades, rebeldía;

Ilumina estos versos con tu vuelo;
Crece igual que flor en primavera;
Sube alto, ¡más alto! Hazte poesía.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]